Loading...

500 niños a cargo de hermano de Benedicto XVI fueron abusados. Iglesia destruida por cruda verdad

“Era un campo de concentración de violencia, angustia, acoso y violaciones”.

El pasado 18 de julio se publicó un informe que impacta brutalmente a la iglesia católica, a sus seguidores, y a todo el mundo. Una investigación que lleva años en desarrollo reveló que entre 1945 e inicios de 1990 más de 500 niños fueron abusados en la catedral de Ratisbona, Alemania. Todos eran parte del coro Regensburger Domspatzen y todos sufrieron de maltrato físico y agresiones sexuales.

De los 500, cientos eran maltratados y unos 67 fueron víctimas de abuso y violación.

Las narrciones que hacen las víctimas son desgarradoras. Ser parte de ese coro era ser parte de “una prisión, un infierno y un campo de concentración”. Ulrich Weber, el abogado que la iglesia puso frente al caso, agregó que los niños vivían “el peor momento de su vida, marcado por el miedo, la violencia y la angustia”.

Las acciones a las que se refieren esas fuertes palabras eran la privación de alimentos, golpes, maltrato físico, agresiones sexuales y hasta violación.

Alexander Probst es un hombre que entró al coro en 1968. Él fue uno de los primeros en destapar lo que ocurrió, pero después de pasar muchos años. Declara:

“Durante años fui insultado, golpeado y acosado. En la escuela secundaria administrada por el coro, un profesor formó un grupo secreto de alumnos a los que les daba cerveza y mostraba pornografía antes de abusarlos sexualmente. Luego, el ex obispo de Ratisbona, Gerhard Ludwig Müller, me acusó de querer dañar la reputación de la institución. Ese hombre protegía activamente a los abusadores. Fue humillante y doloroso. Luego, en el 2015, el obispo Rudolf Voderholzer fue puesto a cargo, pensando en las víctimas, y me pidió perdón, aunque él no tenía nada que ver. Esa conversación me significó más que las disculpas que hubiera recibido de mi abusador”.

Entre 1964 y 1994, fue el mismo hermano del papa emérito Benedicto XVI el que estuvo a cargo del grupo. El monseñor Georg Ratzinger, sin embargo, se defendió asegurando que nunca tuvo conocimiento de lo que pasaba en la institución.

Con este nuevo informe, buscan terminar con esa “cultura del silencio”… que a millones no sólo impacta, si no que entristece profundamente. Durante años este hecho estuvo oculto y al ser destapado todos se lavan las manos y alegan ignorancia.

Loading...

Muy interesante!

Preparan velorio de su madre, la iban a enterrar viva

Aunque parezca increíble, los familiares de la señora Carmen del Pilar Chacón Coca, de 69 …